Bola de Bichat

La Bola de Bichat es una acumulación de grasa con forma ovalada situada en la mejilla. Esta estructura es muy importante para la definición del contorno del rostro, ya que puede hacer que tu cara tenga una apariencia redonda y abultada.

La extracción de la Bola de Bichat logra redefinir el rostro, dándole un aspecto más delgado con unos pómulos más acentuados.

De esta forma, se consigue un cambio sorprendente en la simetría facial, ya que se reduce la plenitud de las mejillas y mejora la luminosidad de la misma. Por lo tanto, tras esta cirugía, ganarás en belleza y serás mucho más atractivo/a.

 Antes y Después

 ¿Quién puede someterse a una extracción de la bola de Bichat?

Cualquier edad es buena para someterse a esta intervención. Aun así, los pacientes son generalmente personas comprendidas entre los 15 y los 40 años.

La extracción de la Bola de Bichat suele realizarse en personas con una cara muy redonda o con unos pómulos muy poco marcados.

 ¿Qué hay que hacer antes de la operación?

En la consulta previa a la intervención, el médico evaluará tu estado de salud y tu estructura facial. Deberás informarle en caso de que fumes, tomes algún tipo de medicación o seas alérgico a algún medicamento.

Es imprescindible que cumplas todas y cada una de las indicaciones que tu cirujano te dé para preparar la operación. De esta forma, minimizarás el riesgo de que surjan complicaciones durante o después de la operación.

 ¿En qué consiste la cirugía?

La Bola de Bichat está situada en el interior de la mejilla, muy alejada de las estructuras faciales importantes. Por lo tanto, se trata de una operación muy sencilla que no suele durar más de una hora.

Generalmente se aplica una anestesia local más sedación, se hace una incisión en el interior de la mejilla, se extrae la bola de grasa y se sutura la herida.

 ¿Cómo estaré después de la intervención?

La cicatriz será invisible, ya que quedará escondida dentro de la boca. Sí que es posible que los primeros días sientas algunas molestias y que incluso tus mejillas se inflamen un poco. Sin embargo, en pocos días estos inconvenientes remitirán.

Al día siguiente de la operación ya podrás realizar vida normal. Tan solo deberás tener una buena higiene bucal, tendrás que dejar el tabaco y el alcohol hasta que la herida esté bien cicatrizada y deberás mantener una dieta blanda los días posteriores.

¡Contacta con nosotros!

Financiación 100% - Diagnóstico y Asesoramiento Gratuitos.

Solicita Información sin compromiso.