Cambio de prótesis

Con el tiempo, los implantes mamarios antiguos se degradan y pueden perder su forma e incluso llegar a romperse. Es por eso que, especialmente si te sometiste a un implante hace ya varios años, puede que necesites un cambio de prótesis.

También es posible que simplemente desees aumentar, reducir o cambiar la forma de tus pechos con un implante distinto.

En ambos casos, la operación de cambio de prótesis sustituirá el implante por una prótesis nueva de última generación para que puedas seguir disfrutando de unas mamas bonitas.

 ¿Quién puede hacerse un cambio de prótesis?

Normalmente, las pacientes que se someten a esta cirugía son mujeres que quieren modificar la forma y tamaño de sus pechos o que precisan de un recambio del implante por el desgaste del mismo.

También se realizan cambios de prótesis en casos en que la prótesis ha resultado ser defectuosa o se ha roto. Sin embargo, la probabilidad de que esto ocurra es muy baja y esto solo ocurre en muy pocas ocasiones.

 ¿Qué hay que hacer antes de la operación?

En la consulta anterior a la cirugía, el médico evaluará tus senos y tu estado de salud general y discutirá contigo las distintas posibilidades quirúrgicas.

Tu cirujano plástico resolverá todas tus dudas e inquietudes y te dará una serie de indicaciones para preparar la operación y minimizar el riesgo de futuras complicaciones.

 ¿En qué consiste la cirugía?

En general, si se trata de un simple recambio del implante, lo más habitual es realizar una incisión aprovechando la cicatriz de la anterior cirugía, retirar el implante viejo y colocar el nuevo en el mismo bolsillo.

En estos casos, se suele aplicar una anestesia local y no se suele requerir el ingreso en el centro médico. En cambio, si existe una contractura capsular, la anestesia será general y deberás pasar una noche en la clínica. 

 ¿Cómo estaré después de la intervención?

En las operaciones más sencillas, la cicatriz se corresponderá con la de la anterior cirugía de aumento de mamas y a los pocos días ya podrás realizar vida normal.

Aunque si se trata de una contractura capsular, la cicatriz será más visible y tendrás que llevar un sujetador especial durante un tiempo. En 48 horas ya podrás hacer vida normal y en unos pocos días ya podrás trabajar.

¡Contacta con nosotros!

Financiación 100% - Diagnóstico y Asesoramiento Gratuitos.

Solicita Información sin compromiso.