Fimosis

Los hombres con fimosis tienen una apertura del prepucio demasiado estrecha, impidiendo así descubrir el glande. Se trata de un problema que, si no se corrige a tiempo, puede causar dolor, infecciones e incluso cáncer de glande.

Mayormente, las causas de la fimosis son genéticas, aunque también es posible que esté provocada por una o varias cicatrices.

Gracias a la cirugía de fimosis, conseguiremos liberar el prepucio para que el paciente gane en higiene, salud y en calidad de vida.

 ¿Quién puede operarse de fimosis?

Existen ejercicios y tratamientos no invasivos basados en la aplicación de pomadas con corticosteroides que, en ocasiones, pueden resolver el problema de fimosis sin tener que recurrir a la cirugía.

En la mayoría de los casos, esta intervención quirúrgica está recomendada para aquellos pacientes que no han obtenido resultados positivos con estos ejercicios y tratamientos. Cuando la fimosis se debe a causas genéticas, la cirugía suele realizarse durante la infancia.

 ¿Qué hay que hacer antes de la operación?

Antes de la cirugía, el paciente deberá visitar al médico para que examine su pene y evalúe su estado de salud general. En esa misma consulta, el doctor también resolverá todas las dudas del paciente y sus acompañantes.

El cirujano también dará una serie de indicaciones médicas que el paciente deberá cumplir para asegurar que la intervención se desarrolle en perfectas condiciones.

 ¿En qué consiste la cirugía?

La intervención de fimosis es una cirugía sencilla, rápida y segura que se lleva a cabo bajo anestesia general o local dependiendo de la edad del paciente y no suele requerir el ingreso en la clínica.

La técnica para corregir la fimosis, llamada circuncisión, consiste en extirpar el exceso de piel que cubre el glande para que este quede al descubierto.

 ¿Cómo estaré después de la intervención?

Se recomienda evitar esfuerzos durante tres días y aplicar hielo en la zona para disminuir la inflamación. Los puntos se retirarán a los 8 días.

Hasta el décimo día tras la circuncisión, es posible que el paciente sienta un poco de dolor y se produzca un leve sangrado como resultado de una erección. A partir de entonces, ya podrá realizar vida normal, aunque deberá evitar mantener relaciones sexuales durante un mes.

¡Contacta con nosotros!

Financiación 100% - Diagnóstico y Asesoramiento Gratuitos.

Solicita Información sin compromiso.

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
Powered by