fbpx

 Reconstrucción del himen

El himen es una membrana situada entre la cavidad vaginal y la vulva que suele romperse al mantener las primeras relaciones sexuales. Es por eso que la presencia del himen en la mujer está muy asociada a la virginidad.

Sin embargo, esta membrana también puede desaparecer debido a la práctica de determinados deportes, la colocación de tampones o por un golpe en esa área.

Con la cirugía de reconstrucción del himen, se pueden unir los restos de la membrana para que la penetración posterior se produzca como si el himen fuera virgen.

 ¿Quién puede hacerse una reconstrucción del himen?

Las pacientes que se someten a una reconstrucción del himen son mujeres que, por razones personales, religiosas o culturales, desean recuperar la virginidad.

Algunas mujeres desean someterse a esta intervención antes de su boda para que la primera relación sexual como casadas sea como volver a perder la virginidad. En esos casos, se recomienda realizar la operación entre un mes y seis semanas antes de la boda.

 ¿Qué hay que hacer antes de la operación?

En la consulta previa a la cirugía, tu cirujano te hará una exploración vaginal y evaluará tu estado de salud general. También puede solicitarte otras pruebas complementarias dependiendo de tu edad y tus antecedentes médicos.

El cirujano plástico responderá a todas tus dudas y te dará unas instrucciones específicas para preparar la operación. Deberás ser estricta en su cumplimiento. De este modo minimizarás el riesgo de complicaciones y asegurarás un mejor resultado.

 ¿En qué consiste la cirugía?

La reconstrucción del himen se suele realizar con anestesia local y no dura más de una hora. La intervención consiste en reunir las partes rotas del himen mediante puntos solubles.

En caso de no poder reparar el himen con tejido propio de la mujer, puede emplearse el alloplant, es decir, la implantación de un himen artificial hecho con un material biológico ‘desgarrable’.

 ¿Cómo estaré después de la intervención?

La recuperación es muy rápida y los resultados inmediatos. Es recomendable hacer reposo durante 24 horas para evitar complicaciones. A partir de entonces, podrás llevar una vida normal.

Deberás abstenerte de mantener relaciones sexuales durante aproximadamente un mes y no podrás realizar esfuerzos físicos durante unas semanas. También deberás ser cuidadosa con la higiene de tu zona íntima.

¡Contacta con nosotros!

Financiación 100% - Diagnóstico y Asesoramiento Gratuitos.

Solicita Información sin compromiso.

error: Contenido protegido !!
Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?